REGRESARON LOS EXPEDIENTES SECRETOS X. ¡QUE QUILOMBO ARMASTE, FOX!

Por: @TaiLeverkusen 

Los 90 están de vuelta. Como las consolas de 8-bits, el fútbol codificado y los políticos de turno aumentando todo mientras se la llevan por detrás (oh esperen, esos nunca se fueron); volvieron The X-Files y no en forma de fichas.

Seguro alguno de ustedes ya me debe estar puteando. “No, ¡enfermo! Si volvieron hace un par de años…” Y están en lo cierto. Hace dos años, el canal del zorro yanqui sacó del freezer a los agentes Fox Mulder (David Duchovny) y Dana Scully (Gillian Anderson) porque se estaban congelando y les dieron una nueva historia de seis capítulos, ideal para el piberío que nació durante y después del final de la serie en 2002. Sin embargo, el final de la 10º temporada dejo varias cosas colgando (como la del abogado), sobre todo la resolución al flor de quilombo que armó el Fumador (William B. Davis).

Resultado de imagen para expedientes x

Antes de hablar de lo que pasó en el primer episodio de la temporada 11, alertamos que se vienen spoilers. Si nunca te sentaste a ver ninguna temporada y ahora te picó el bichito de la curiosidad alien, te tengo una mala noticia: No corran a Netflix. Juan Carlos la voló ni bien arrancó el 2018. Tampoco la busquen en FOX Play. Menos en Cablevisión Flow. ¡NO ESTÁ EN NINGÚN LADO! Y acá nos ponemos la gorra nosotros y alentamos a ustedes a buscarla en su web pirata de confianza, porque vale toda la pena del mundo. (Perdón plataformas, pónganse las pilas y la biyuya si quieren que las banquemos… ¡LA PLATITA A BINGER!) Ahora, si reservabas esa noche de la semana para no ponerla y seguir enganchado a la serie, acompáñame más abajo a ver la reseña.

Bueno, sí tenes buena memoria (o volviste a ver el capítulo), recordarás que al final de la última temporada todo se estaba yendo al joraca: Mulder a punto de quedarla, como el resto de la humanidad. Scully iluminada por un OVNI y de repente…

NADA. ¡Si, nada! Al creador de la serie, Chris Carter, le pareció demasiada joda como para buscarle la vuelta. Se hizo el dolobu y dejó los sucesos del último capítulo como una premonición de Scully. La humanidad sigue viva y culeando por ahora, excepto por nuestra querida agente que termina convulsionada. Una maravillosa idea para prender fuego medio Twitter de fanáticos calientes por esa decisión de mierd*.

Por su parte, el Fumador, al final, no estaba tan hecho pelota como se creía y realmente prepara el apocalipsis alien junto a la agente Monica Reyes (Annabeth Gish). Aunque solo hay algo que puede joderle la fiestita y es el que sería el protagonista “central” de esta temporada: William. Todo indica que Mulder y el Fumador serán los que busquen a su hijo para arreglar esto o mandar todo a la bosta de una vez.

Un momento..¿QUÉ?

Así es. Como si en una hora no hubiésemos tenido suficiente, faltaba la frutilla del postre. Tras ver la historia de vida del Fumador (muy buena edición con videos de los gobiernos yanquis), las visiones de Scully y el encuentro de Mulder con un grupo opositor al Hombre del Cigarrillo (no era el Grupo Clarín); el capitulo termina con una revelación que nos deja los pelos de punta desde la cabeza hasta el ojete: William no es hijo de Mulder, sino del Fumador; que usó a Scully como experimento alien para embarazarla con su ADN extraterrestre y así crear el primer bebé sobrehumano. Desagradable como morfar un yogur vencido.

Resultado de imagen para expedientes x

El director adjunto Walter Skinner (Mitch Pileggi) es quién se entera de terrible asunto, que por ahora se lo guarda como aquella macana que se manda un amigo cuando está en pedo. A pesar de esto, Mulder descubre que Skinner se encontró con el Fumador y teme que haya hecho algún trato cual Grondona en la AFA. El capítulo termina en bardo (aun cuando minutos antes casi convierten a Scully en fiambre) y vos frente a la televisión, con la boca abierta mientas se te cae la baba, preguntándote que carancho acaba de pasar.

Los Expedientes Secretos están de vuelta y es una bendición para casi todos los fans, porque creemos que los próximos nueve capítulos (entre casos semanales y la continuación de esta historia) van a venir recargados como tu hígado después de festejar fin de año. Ojalá así sea. Bah… QUIERO CREER.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s